02
Oct

¿Qué red social le queda más a tu negocio?

Ya sé, lo primero que queremos hacer cuando tenemos nuestro negocio es meterlo a todas las redes sociales habidas y por haber. ¿Lo vas a negar?

 

Es muy tentador abrir perfiles en todas, pero no es tan fácil tener éxito digital. Éste va a depender de muchos aspectos que debes tomar en cuenta para elegir las que verdaderamente le funcionarán al giro de tu empresa.

 

¿A quién le quieres hablar?

Esta es la pregunta más importante. Si tu negocio ya está establecido, en teoría ya tienes tu público objetivo, ¿no? Pues bien, analiza si ese público está en redes sociales y en dónde es más probable que te busque.

 

El estilo se encuentra en Instagram, los servicios empresariales en LinkedIn, los lugares del momento en Facebook, los productos para jóvenes en Snapchat, la comida… bueno, la comida se encuentra en todos lados.

 

¿Cuál es tu objetivo?

Sí, quieres captar clientes y tener ventas, pero ¿cómo lo vas a hacer? ¿Por medio del envío de información a su correo? ¿Con una cita en persona? ¿Con su asistencia a tu local?

 

Es importante que definas tu objetivo específico para identificar los medidores que te dirán si estás teniendo éxito o no, y así modificar o mejorar tu estrategia de marketing digital.

 

¿Es el mejor momento?

Ya abriste el perfil, pero ¿quién lo va a manejar? No es sencillo, requiere de tiempo, dinero y esfuerzo de creación de contenidos originales (¡algo muy importante!). Si todavía no tienes a alguien que haga todo eso y además interactúe con los seguidores, entonces espera un poco más.

 

Si ya lo tienes, bueno ¿qué estás esperando?

 

¿Qué historia quieres contar?

¿Qué vas a decir en las redes sociales? ¿Cuál es tu concepto? ¿Qué te hace diferente a los demás? ¿Es tu fotografía? ¿Son tus videos? ¿Son tus historias de éxito? ¿Son tus clientes? ¿Te interesa mucho la interacción con ellos?

 

Tener redes sociales, en teoría, te ayudará a que los seguidores se enamoren de la marca, se involucren con ella y lleguen a ser buenos clientes. No sólo vendas, haz que se interesen. El contenido que lo hará es el que te va a decir cuál (o cuáles) es la red social que más te conviene.

 

Fuente: El Financiero